América

Costa Rica

 
costarica

Costa Rica en el mapa

Costa Rica, el jardín del mundo, es un paraíso para todos los amantes de la naturaleza.
Rodeada por volcanes, activos y dormidos, ríos salvajes, bosques lluviosos y nubosos, playas tanto en el Pacífco como en el Caribe, conforma un ecosistema único en el mundo. 28 parques nacionales concentrados en uno de los países más pequeños de América, en el que prácticamente la mitad de su territorio está formado por bosque y en el que habitan más de 500.000 especies en un territorio de tan solo 51.000 km2, lo que representa el 6% de la diversidad mundial.
Los lugares de Costa Rica invitan a la intimidad con la naturaleza y a ir más allá de lo que ven los ojos, dejarse llevar por las sensaciones de un lugar primitivo, único y privilegiado en el mundo, donde vale la pena perderse una vez en la vida.
Sus habitantes, los ticos y las ticas, son un claro ejemplo de amabilidad, y han sabido administrar los recursos mediante un turismo basado en el ecologismo y la sostenibilidad.
El carácter costarricense es acogedor por naturaleza, así como las ganas de compartir con las personas que acogen. El sentimiento de pertenecer a una gran familia es imposible no sentirlo, en todo momento te hacen sentir como en casa.

Nuestros viajes a Costa Rica

  • TODAS
  • 4x4
  • AVENTURA
  • CULTURA
  • ESPIRITUAL
  • EXCLUSIVO
  • EXPLORA
  • FLY&DRIVE
  • GRUPO REDUCIDO
  • HOTEL CON ENCANTO
  • HOTEL ECOLÓGICO
  • NATURALEZA
  • PLAYA
  • PRIVADO
  • TRADICIONES
  • VERANO
  • YOGA

Suscríbete a nuestras ofertas y novedades:

Hay millones de viajes distintos; tantos como personas. Y lo que distingue a uno de otro son las sensaciones: imágenes, sonidos y aromas que quedarán por siempre unidos a las experiencias vividas y nos harán evocarlas. Por eso te ofrecemos una muestra de la cultura costarricense y algunas lecturas, que te ayudarán a iniciar tu nuevo viaje o a revivir viajes pasados. 

Tu viaje a Costa Rica comienza ahora. Vívelo con todos los sentidos...

La cita

Un bongo es una pequeña embarcación de velas, en donde caben apenas unas cuantas personas.

El casco es hecho de una sola pieza, labrada golpe a golpe, a fuerza de hacha y azuela, de un gran tronco de espavel.

Un bongo es para aguas mansas. Un bongo no se puede aventurar a mar abierta, como los grandes navíos, en donde cabe mucha gente y pasan muchas cosas en sus largas travesías.Un bongo no puede perder de vista la tierra, porque a pesar de todo, sigue siendo un árbol.

En vela cangreja y trinquete pintan colores las puestas de sol; y por las noches, mástil y botavara, pico y tangón, ensayan nuevos dibujos entre las constelaciones.

Aquel bonguero era un buen viejo sesentón. Macizo por fuera como una quilla. Transparente por dentro, como una vela. Hacía servicio de cabotaje en el Golfo de Nicoya. Pitahaya, Jicaral, Lepanto, Chomes y Paquera... Sal, arena, carbón, plátanos, mangle, cocos y tamarindo.

Cuentos de angustias y paisajes, Carlos Salazar

La música

Galería de Costa Rica